sábado, 16 de junio de 2018

Reseña: Te dejé ir, Clare Mackintosh

Resultado de imagen de te deje irTítulo: Te dejé ir
Autora: Clare Mackintosh
Editorial: Debolsillo
Número de páginas: 432
ISBN: 9788466334907
Precio: 13 €
Puntuación: 8,5

Todo sucedió muy rápido. No podría haberlo evitado... ¿o sí?

En un solo segundo, el mundo de Jenna Gray se ha convertido en una pesadilla. Su único deseo ahora es huir para empezar una nueva vida lejos de todo. Desesperada por escapar, alquila una pequeña casa en la costa de Gales, esperando encontrar allí el modo de olvidar.
Poco a poco, Jenna empezará a vislumbrar la luz de un futuro. Sin embargo, la persiguen sus miedos, una pena insoportable y el recuerdo de una oscura noche de noviembre que cambió su vida para siempre.

Porque nadie puede huir de su pasado... y el pasado está a punto de alcanzarla.
Por fin puedo decir que he encontrado un thriller que me ha reconciliado con el género, porque después de las decepciones del año pasado lo tenía un poco abandonado, y tras leer The butterfly garden a principios de este año, la cosa no apuntaba nada bueno. ¡Ya era hora de encontrar algo así! Pero vayamos por partes. 

¿De qué va la historia? La verdad es que este es uno de esos libros de los que, cuanto menos sepáis, mejor. Te dejé ir empieza con un terrible accidente de coche en el que Jacob, un niño de 5 años, pierde la vida. El coche se da a la fuga y no se vuelve a saber nada de él. 

A partir de aquí tenemos dos historias paralelas: la de Jenna Gray, una mujer que decide huir de su casa y marcharse a un pueblecito de Gales, huyendo de un pasado doloroso. Por otro lado, tenemos al detective Ray, encargado de investigar el caso del atropello de Jacob

El libro empieza algo lento, no puedo negar que me costó unos capítulos engancharme. Quitando la primera escena del atropello, el ritmo se vuelve más pausado. Además, al principio no podía evitar pensar que me faltaba algo de misterio, por así decirlo. Sí, tenemos el caso del atropello, pero no me interesaba tantísimo: simplemente, un accidente. Podría haber sido cualquiera, y la investigación no era demasiado prometedora. Sin embargo, me animé a seguir leyendo y menos mal que lo hice. 


La primera mitad de Te dejé ir ya digo que es menos trepidante, pero al final te engancha por sus personajes, sobre todo por Jenna. Es una mujer de la que sabemos poco, pero enseguida se da uno cuenta de que tiene un pasado tormentoso. Este personaje me llegó muchísimo. Su tristeza, su dolor, toda esa angustia y sentimiento de culpabilidad los sentía muy reales. La autora ha hecho un gran trabajo a la hora de plasmar los sentimientos en el papel. Realmente, consiguió arrancarme unas cuantas lágrimas, y ya os digo que es el primer thriller que consigue eso
Luego está Ray, el detective, con el eterno dilema de reconciliar su vida familiar con un trabajo demasiado exigente, y cuyo matrimonio no está pasando por el mejor momento, precisamente debido a esto. La verdad es que me gustó mucho toda la trama de Ray y de Mags, su mujer. La crítica a la burocracia, ese deseo de ascender pero al mismo tiempo de hacer lo correcto, la impotencia ante los problemas en casa... también me arrancó alguna lágrima esta parte. 

A mitad de libro más o menos hay un plot twist simplemente bestial, y la trama pega un cambio impresionante. Empieza lo bueno de verdad, y a partir de aquí ya es un no poder parar de leer hasta llegar al final. Además, lo de antes no es nada comparado con el DRAMA que llega en esta parte. Es duro, es muy real, está maravillosamente narrado y te hace estremecer, y al mismo tiempo no poder apartar los ojos del papel. Guau. 

Y qué decir del final. Me dejó de piedra. Analizándolo después, he de decir que tengo mis dudas de las posibilidades de que eso pase... pero realmente, el giro es tan bueno que le perdono cualquier duda que me pudiera ocasionar. SPOILER o sea, que después de caerse de un acantilado de unos 70 metros y estamparse muy probablemente contra las rocas, ¿el Ian de las narices seguía vivo? Un poquito demasiado, ¿no? Pero bueno. FIN SPOILER 


En resumen,  Te dejé ir ha sido toda una sorpresa a pesar de su inicio algo lento, y me ha hecho volver a tener fe en este género. Lo recomiendo a todos los niveles: trama, giros argumentales, personajes y drama. 

martes, 12 de junio de 2018

TTLG #25: Mi evolución lectora



¡Hola lectores!

Parece que ahora se ha puesto de moda contar como ha sido tu vida en lo que a libros se refiere, y después de leer muchas entradas hablando sobre esto -que me encantan- me dije: ¡pues yo también quiero!

Podríamos decir que soy una de esas lectoras que “nació con un libro en la mano”. 
A ver, igual no tan exagerado, pero desde siempre me recuerdo leyendo, primero cuentos infantiles y luego ya libros más adultos, y es que hubo un factor muy importante que determinó que desde pequeña me interesara la literatura. Y es que en mi casa todos leían. Mi padre, mi madre y mi hermana –pero sobre todo mi padre- eran lectores empedernidos, así que, ¿cómo no iba a desarrollar yo el amor por la lectura?

Imagen relacionada
Cuando era bien pequeña tenía la costumbre de ir todos los domingos con mi padre a la biblioteca a sacar libros. Me encantaba hacer eso: nos tirábamos horas –yo en la sección infantil y él en la de adultos- y sacábamos todos los libros que nos permitía el carnet, aunque no siempre los leíamos todos, todo hay que decirlo.
Curiosamente uno de los primeros libros que recuerdo es Colmillo blanco, de Jack London. En realidad no lo leí yo, sino que mi padre nos lo leía en voz alta a mi hermana, mi madre y a mí por las noches, y era una historia que a las tres nos fascinaba. Tanto, que creo que llegó a leérnosla varias veces y luego continuó con La llamada de lo salvaje.

Pero sin duda quien me metió realmente en el mundo de la literatura, o por lo menos la literatura un poco más adulta o juvenil, fue Laura Gallego. En serio, adoraba a esta escritora de pequeña. No me cansaba de leer sus títulos, me fascinaban sus mundos fantásticos –ahí fue cuando empecé a enamorarme de la fantasía – y me inspiraba para crear mis propias historias. Sin duda, Memorias de Idhún fue el libro de mi infancia y mi adolescencia. 
Pero también tengo que concederle mucho crédito a Cornelia Funke, mi otra gran escritora de fantasía (bueno, y de todo lo demás también). MDI y Corazón de tinta han sido unos de los pocos libros que he releído muchísimas veces a lo largo de mi vida, desde que los descubrí allá en primaria y durante la secundaria. También tengo que mencionar la saga de Fairy Oak y Ulysses Moore, ¡cómo olvidarlos! Y no, Harry Potter no está entre los libros que marcaron mi vida, de hecho los leí siendo ya bastante mayorcita xD

Desde entonces he cambiado mucho como lectora, sobre todo desde que descubrí blogger y  mi mundo literario creció de una manera increíble, conocí más títulos y autores de los que nunca pensé que podrían existir. 
Me animé con los clásicos, en un reto que hice allá en el 2015-2016, y desde entonces no he dejado de leerlos. 
Me animé a  leer en inglés también a raíz de un reto, y me alegro mucho haber probado y haber superado esa barrera, porque me ha venido de perlas. 
Descubrí muchísimos géneros que no sabía que me gustaban. 
Durante años dejé un poco de lado la fantasía, porque leía libros juveniles o distopías –que no digo que todas sean malas, ni mucho menos- y me llevé una decepción tras otra que me hizo cogerle un poco de tirria al género, hasta que hace poco me puse a investigar más a fondo y me di cuenta que hasta ese momento ni siquiera había rozado la  superficie de la fantasía.

En fin, creo que hacerme un blog y poder compartir esta  pasión con muchas otras personas fue un punto clave en mi vida como lectora. Desde entonces, nada ha vuelto a ser igual -y lo digo para bien jaja-. Espero seguir por aquí muchos años y seguir leyendo, hablando y escribiendo sobre libros.

sábado, 9 de junio de 2018

Doble reseña: Todos deberíamos ser feministas & Querida Ijeawele

Imagen relacionadaAutora: Chimamanda Ngozi Adichie
Editorial: Random house
Número de páginas: 64, 96
ISBN: 9788439730484
Precio: 4,66 ; 5,9
Puntuación: 8

Todos deberíamos ser feministas
Un libro que recoge el trascendental y emblemático discurso que dio la autora en su TEDx Talk sobre lo que significa ser feminista en el siglo XXI.

Querida Ijeawele o cómo educar en el feminismo 
«En lugar de enseñarle a tu hija a agradar, enséñale a ser sincera. Y amable. Y valiente. Anímala a decir lo que piensa, a decir lo que opina en realidad, a decir la verdad. [...] Dile que, si algo la incomoda, se queje, grite.»
Tenía pendiente a Chimamanda desde hacía bastante tiempo, pero por unas razones u otras no me he puesto con sus libros -a pesar de lo cortitos que son- hasta ahora.

Todos deberíamos ser feministas básicamente recoge lo que dijo la autora en su charla TED, que por cierto, si no la habéis visto os la recomiendo mucho. Es un libro muy cortito, escrito de forma amena, que se lee de una sentada y que habla del feminismo en nuestro tiempo.
En este libro la autora se dedica a desmentir muchos de los tópicos que van asociados a la palabra feminismo: que las feministas son mujeres frustradas, que rechazan la feminidad, que están enfadadas, que van en contra de la cultura africana y un millón de cosas más. 

Chimamanda nos habla de todas estas connotaciones negativas que tiene la palabra feminista, así como de machismos que todos sufrimos día a día y de las situaciones que le han tocado vivir a ella como nigeriana. La verdad es que el libro me encantó, se lo recomiendo a todo el mundo porque da que pensar y en muchas cosas tiene muchísima razón. También es cierto que tal vez por la nacionalidad diferente, algunas cosas que ella mencionaba en este libro yo no las he vivido o las asociaba más con el pasado, por lo tanto no me he sentido tan identificada. 

Estoy rabiosa. Todos tendríamos que estar rabiosos. La rabia tiene una larga historia de propiciar cambios positivos. Y además de rabia, también tengo esperanza, porque creo en la capacidad de los seres humanos para reformularse a sí mismos para mejor. 



Querida Ijeawele o cómo educar en el feminismo es una carta de la autora a una amiga que acaba de tener una hija. Su amiga le pide que le de algunos consejos para educar a su hija para que sea feminista, y esta carta es la respuesta a esta petición. 

El libro está dividido en varias partes, todas de ellas muy cortitas, que abordan diferentes aspectos a la hora de educar. Personalmente, me quedo con este segundo ensayo, aunque merece la pena leerlos los dos. Nos habla de los roles de género y de evitarlos a toda consta, de tratar a nuestros hijos como personas y no en calidad de si son chico o chica, de evitar pequeños machismos o condicionarles desde el principio por su género, y para ello nos ilustra con muchos ejemplos. 

Es cierto que la teoría es mucho más fácil que la práctica, pues educar a un hijo/a y hacerlo de acuerdo a una mentalidad feminista es más difícil de lo que parece. Sin embargo, este libro me parece una perfecta guía que puede ser de gran ayuda y que todos deberíamos leer. 

En resumen: estos dos ensayos cortos nos hablan del feminismo en la actualidad y se los recomiendo a todo el mundo. No sólo por las ideas que comparten, sino porque es una buena forma de acercarse al feminismo, ya que son cortos, ligeros, y se complementan a la perfección. 

martes, 5 de junio de 2018

IMM #20: Sacados de la biblioteca que voy a leer próximamente

¡Hola lectores!

Bueno, a pesar de esta en plena época de exámenes no pude resistirme a hacer una visita a la biblioteca para sacar unos cuantos libros. Al final saqué más de los que me esperaba, y dudo que me de tiempo a leerlos todos, pero bueno, la esperanza que no se pierda xD


Emma, de Jane Austen: este año quiero ponerme de nuevo con Jane Austen, sobre todo a raíz de la iniciativa Un año con Jane. Aunque Emma está programado para Julio, no pude resistirme cuando lo vi en la biblioteca, y es que realmente no se si aguantaré porque tengo muchas ganas de leerlo. 


La noche que no paró de llover, de Laura Castañón: un libro que tenía pendiente desde hacía bastante y no sabía que lo tenían en la biblioteca. Los dramas protagonizados por mujeres me encantan, y encima parece una lectura más ligera para leer en estas fechas, espero que me de tiempo. 


Las amistados peligrosas, Chordelos de Laclos: la que probablemente sea mi próxima lectura. Una novela epistolar que también tenía pendiente desde hace tiempo, ya que tampoco quiero dejar los clásicos de lado este año. 



La casa de los peces voladores, Chiew- Siah Tei: este libro lo vi en la biblioteca la última vez que fui y me llamó mucho la atención. No me sonaba de nada, pero tiene muy buena pinta y ya lo he visto varias veces pero nunca me animaba a cogerlo, así que a ver si por fin lo leo.

sábado, 2 de junio de 2018

Película: El castillo de cristal (The glass castle)

Resultado de imagen de el castillo de cristalTítulo: El castillo de cristal
Director: Destin Daniel Cretton
Guionistas: Destin Daniel Cretton
Género: Biografía
Duración: 127 minutos
Puntuación: 8,5

Jeannette Walls es una exitosa periodista que oculta un importante secreto: el de su familia. La joven vive con sus hermanos en medio de una familia desequilibrada y violenta. Rex es su padre, hombre carismático y entusiasta a la vez que alcohólico. Cuando su cuerpo sufre los efectos del alcohol se transforma en una persona imprevisible y destructiva. Su madre es un espíritu libre que se niega a contemplar la idea de asumir la responsabilidad del cuidado de sus cuatro hijos. Todo ello hará que juntos se conviertan en una familia inestable y sin rumbo.
¿Habéis visto Captain fantastic? Pues esta película me recordó mucho a esa, pero con más drama, menos humor, menos positivismo y, en general, una trama más dura

El castillo de cristal tiene como protagonista a Jeannette, también conocida como Cabra Montesa, una periodista que tiene una columna en la que escribe sobre cotilleos. Tiene un novio que la quiere, una vida llena de lujos y glamour y, en definitiva, todo lo que necesita. Sólo tiene un problema: su particular y desestructurada familia. En el presente, Jeannette intenta alejarse de sus padres y tener lo menos posible que ver con ellos, pero se dará cuenta de que no es tan fácil cortar los lazos familiares y olvidar el pasado. 

La película está contada a dos tiempos: por un lado, la complicada relación que tiene Jeannette con sus padres en el presente, ya como mujer adulta e independiente, con una vida muy diferente de la que llevan ellos. Por otro lado, contamos con numerosos flashbacks que nos muestran la infancia de Jeannette y que constituyen el gordo de la película. 

Imagen relacionada

La infancia de Jeannette y de sus hermanos ha sido de todos menos común. Siempre viajando de un lado para otro cada vez que su padre perdía un trabajo, cambiando de casa constantemente, viviendo nuevas aventuras día tras día, sin ir al colegio y aprendiendo de la vida misma. 
La película se centra mucho en la relación de la protagonista con su padre, Rex. Digamos que Rex tiene dos caras: por un lado es un hombre lleno de sueños y proyectos, que rechaza el sistema, que adora a sus hijos y que les enseña a vivir. Por otro, es un alcohólico violento e irresponsable, que puede pasar días sin alimentar a sus hijos y que es incapaz de mantener un trabajo. 

Para mí, El castillo de cristal consigue a la perfección mostrarte las dos caras del pasado de Jeannette, y hace un trabajo increíble a la hora de aunar las buenas vivencias y las malas, convirtiéndose en una película que llega al corazón. Es fácil sentirse identificado con la protagonista y comprender el amor que siente por su padre, esa fe inquebrantable de que esta vez será diferente, de que esta vez hará lo correcto. Pero también te muestra el sabor amargo de la decepción, las ganas de cambiar, de huir, de abandonarlo todo. 

Al final, El castillo de cristal es una película que da un mensaje positivo, que decide centrarse en los buenos momentos sin ocultar ni olvidar los malos, que habla de reconciliación, de hacer las paces con el pasado, aceptarlo, aprender de él y seguir adelante. 
Increíble la facilidad con la que plasma el amor entre Rex y Jeannette, aunque sea un amor complicado, que está lleno de heridas y que dista mucho de ser perfecto.


El castillo de cristal  es una película que nos habla de una familia desestructurada, con una forma de vida muy peculiar, que está llena de conflictos y sentimientos y que sin duda achucha el corazón. 
Resultado de imagen de the glass castle

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...