viernes, 15 de octubre de 2021

If we were villains (Todos somos villanos), M.L. Rio

Título: If we were villains (Todos somos villanos)
Autora: M.L. Rio 
Editorial: Umbriel
Número de páginas: 368
ISBN: 9781250095282
Precio: 14 €
Puntuación: 4

El día que Oliver Marks cumple su condena, el hombre que lo puso en la cárcel está esperándolo a la salida. El detective Colborne quiere saber la verdad y, después de diez años, Oliver finalmente está listo para contársela.Una década atrás: Oliver es uno de los siete actores shakespearianos en el Conservatorio Clásico Dellecher, un lugar donde rige la cruda ambición y la competencia feroz. En este mundo apartado, de chimeneas encendidas y libros con encuadernación de cuero, Oliver y sus amigos interpretan los mismos papeles arriba y abajo del escenario: el héroe, el villano, el tirano, la seductora, la ingenua, los extras. Pero en su cuarto y último año de conservatorio, las rivalidades amistosas se vuelven desagradables, y en la noche de estreno, la violencia real invade el mundo de fantasía de los estudiantes. Por la mañana, los chicos de cuarto año deben enfrentar su propia tragedia y su desafío actoral más difícil: convencerse unos a otros y a la policía de que son inocentes. ¿Quién es quién en esta historia?
Este otoño quería meterme totalmente en el ambiente tenebroso y leer algo al más puro estilo dark academia. Este es uno de los libros más recomendados y alabados dentro del género, así que pensaba que nada podría salir mal. If we were villains ha sido una decepción enorme, pero enorme

La cosa empezó bien durante el primer tercio del libro. Un colegio de arte muy elitista, un auténtico castillo con bosques y lago incluidos; un grupo de alumnos estudiantes de teatro, y concretamente, de Shakespeare; una atmósfera oscura, estudiantil y una tensión que va en aumento hasta que se produce lo inevitable: un asesinato
También los personajes se presentan de forma muy carismática. Aunque son unos cuantos, se distinguen rápidamente ya que la autora les da unos roles y unas personalidades muy marcadas y diferenciadas. Los personajes prometían mucho, y también las complicadas relaciones entre ellos, cosa que me enganchó desde el principio y que me tenía deseosa de saber más. 

Una vez que se produce el asesinato, la tensión del libro desaparece por completo y la cosa va en picado. Pensaba que toda la trama giraría en torno a esta muerte, que habría grandes dosis de misterio y de intriga acerca de quién es el asesino, de por qué todos parecen estar implicados y de los secretos que guarda cada uno. Pero no. Una vez que sucede, los personajes parecen olvidarse del tema, la autora parece olvidarse del tema, no hay misterio ni incógnitas por ningún lado y por tanto al lector termina por importarle tres pimientos el tema


If we were villains podría haberme gustado de todas formas, aunque su intención no fuera ir por el camino del misterio sino centrarse en los personajes, en las consecuencias de esta muerte sobre ellos y cómo esto transforma sus vínculos. Creo que realmente esta era la intención de la autora, pero está muy mal ejecutado. ¿Principal problema? Los personajes que tanto prometían al principio se quedan muy planos. No pasan de esas 3 o 4 características que los diferencian de los demás, y ya. No se profundiza en absoluto en el shock tras el asesinato, aunque la autora no se cansa de repetírtelo. Te lo dicen todo el rato, pero nunca te lo muestran. Tampoco se profundiza en las relaciones entre ellos más allá del aspecto romántico. Se ponen muchos otros temas sobre la mesa: problemas alimenticios, adicción a las drogas, amistades tóxicas, etc., pero nunca se reflexiona sobre ellos ni se tratan como es debido. 

Me preguntaréis entonces, si no hay tensión, si no hay verdadero desarrollo de personajes, en qué se centran los otros 2/3 del libro. Pues bien: en el salseo. Pura y únicamente en el salseo entre los personajes. Literalmente que en este libro puedes shippear a todos con todos. Que si ahora me gusta uno, que si ahora estoy celoso de otro, que si ahora no tengo mis sentimientos claros por este otro... y así todo el libro. Sinceramente, yo no he venido a leer esto. Solamente una de las relaciones amorosas me tenía intrigada y creo que está bien construida, pero las demás me han sobrado totalmente. No me parecían tan interesantes y no era lo que se me había prometido al empezar el libro. Al final, terminé aburrida de esta dinámica y se me hizo un poco cuesta arriba, o sea que la decepción ha sido máxima

If were villains ha sido una decepción completa, a pesar de que empezó con buen pie. Los personajes no están casi desarrollados, tampoco las relaciones entre ellos y no se profundiza en los temas que se ponen sobre la mesa. Además, el misterio no tiene casi tensión ni intriga, por lo que la trama se termina haciendo hasta aburrida. 

domingo, 10 de octubre de 2021

Película: La última carta de amor (The Last Letter from your Lover)

Título: La última carta de amor
Director: Augustine Frizzell
Guionistas: Jojo Moyes, Nick Payne
Género: Romance
Duración: 110 minutos 
Puntuación:

Ellie Haworth es una ambiciosa periodista que descubre un tesoro de cartas secretas de amor de 1965 y decide resolver el misterio de esta aventura prohibida. A medida que descubre la historia que hay detrás de Jennifer Stirling, la mujer de un acaudalado empresario, y Anthony O’Hare, el periodista financiero nombrado para cubrir su vida, la historia de amor de la propia Ellie comienza a desarrollarse con la ayuda de un archivista serio y adorable que la ayuda a localizar más cartas.
Esta película nos cuenta una historia a dos tiempos: por un lado, en 1965, tenemos a Jennifer, la esposa de un hombre muy rico y que aparentemente tiene una vida perfecta. Sin embargo, al comienzo de la película vemos que Jennifer ha tenido un accidente y ha perdido la memoria. Jennifer encuentra unas cartas escondidas, que pertenecen a un amante suyo. ¿Quién es esta persona? ¿Cuál es la historia entre ambos que no puede recordar? ¿A dónde se dirigía cuando tuvo el accidente?

Por otro lado, en el presente tenemos a Ellie, una periodista que acaba de sufrir una ruptura y que se siente incapaz de sentir y de comprometerse de nuevo. De casualidad, Ellie va a encontrar unas antiguas cartas de amor (las de Jennifer), con las que se va a obsesionar e intentará averiguar por todos los medios la historia que hay detrás.

Con esta premisa, la película tenía todas las papeletas para gustarme, ya que adoro este tipo de tramas, y efectivamente la he disfrutado mucho. Este es un romance en toda regla: está claro desde el título, desde los primeros minutos, que nos vamos a encontrar con una historia apasionada, dramática, prohibida y llena de sentimientos, y efectivamente todo eso es lo que nos da la película. No sorprende, pero en el buen sentido: cumple todas las expectativas que lleva el espectador. Una pastelada, si queréis decirlo así, pero de esas que se disfrutan. 

La última carta de amor es muy bonita visualmente. Elegante, estética, se nota que cada plano está cuidado para ser bello y agradable a la vista. Tenemos atardeceres, la luz filtrándose a través de las hojas, escenarios vintage que nos llevan al pasado, vestuario impecable. Además, el ritmo no decae en ningún momento. Es una película que se hace amena, que engancha desde el principio, que tiene salseo asegurado y que se ve de un tirón. Tenemos muchas situaciones dramáticas, muchos cambios en la trama que nos mantienen deseando saber más, deseando un final feliz.

La principal pega que le pongo, y como a veces pasa con este tipo de historias contadas en pasado/presente, es que la historia de Jennifer resulta mucho más interesante que la de Ellie. En comparación, la de Ellie palidece, se queda a la sombra, y aunque está correcta y bien actuada, su historia personal y su romance me interesaron más bien poco. Eran Jennifer y su amante prohibido los que me tenían en tensión y en intriga, los que se llevan toda la atención. Su historia es más bien predecible, es cierto, pero consigue emocionar, consigue que te involucres y que desees con todas tus fuerzas que puedan acabar juntos. 
Un punto añadido, hacia el final de la película, es ese inevitable reencuentro después de tantos años, esa historia que se retoma después de toda una vida, cliché que me encanta encontrar y que, por supuesto, para mí ha sido un plus. 

Así que sí, La última carta de amor es un romance en toda regla, que da lo que promete, y que si vais buscando una trama de este estilo, no os va a decepcionar. 

En resumen: La última carta de amor es una película romántica contada a dos tiempos que he disfrutado bastante. Sensible, cuidada visualmente y con mucho drama, ha sido exactamente lo que esperaba de ella. Aunque la historia del presente se queda algo corta, la del pasado merece la pena y es la responsable de que se haga amena y te atrape de principio a fin. 

martes, 5 de octubre de 2021

Lo que voy a leer en Octubre + Noviembre


Llega una época del año que todo el mundo el blogger y en booktube adora: el otoño. Los lectores nos volvemos locos durante estos meses, nos encanta planear los libros que vamos a leer y hacer recomendaciones que vayan acorde con la estación. Por supuesto, todo va muy en la línea del terror, del thriller o el dark academia, con vibras tenebrosas, oscuras o una atmósfera más cozy para los que somos más cobardes. 

Para los que ya lleváis mucho tiempo en el blog, sabréis que soy una lectora que no suele hacer TBRs (To Be Read) porque soy más de leer lo que me apetece en el momento y soy un desastre a la hora de marcarme objetivos o seguir listas. Sin embargo, este otoño he decidido animarme, ya que tengo bastantes libros en mi punto de mira que van muy en sintonía con esta estación. Así que en esta entrada os traigo una serie de recomendaciones, que son los libros que planeo leer durante los meses de octubre y de noviembre y que creo que son perfectos para este ambiente. También os hablaré de mis dos últimas lecturas, que creo que también merece la pena leer durante estos días más fríos y melancólicos.

Bosque Mitago, de Robert Hodlstock (sin terminar)

En realidad, este libro es un poco de trampa porque lo he dejado a medias y no se si lo retomaré. Considerado un clásico dentro de la fantasía, cuenta la historia de Steven, que vuelve a su casa después de la guerra, una villa rodeada por un bosque misterioso, un bosque que tiene algo de magia y que ha obsesionado por completo a su padre, a su hermano, y ahora también a él mismo. 
Este libro tiene un ambiente tenebroso, lleno de misterio y de naturaleza, el bosque aquí es una presencia viva que lleva todo el peso de la novela, es una entidad propia llena de secretos insondables. El libro está lleno de descripciones, de obsesiones, de preguntas, de lluvia, de humedad y de árboles tupidos. Desde luego, es perfecto para leer en esta época en la que empieza el frío. No considero que sea malo en absoluto, simplemente a mitad de libro me di cuenta de que no conseguía realmente interesarme por los personajes y por la historia, aunque me gustaba la premisa. No se si lo retomaré, pero si os llama la atención dadle una oportunidad durante estas fechas y tal vez os guste más que a mí. 

Piranesi, de Susanna Clarke (8/10)

Mi última lectura, recién terminada, y un libro que me ha sorprendido muchísimo. Piranesi, nuestro protagonista, se encuentra en la Casa: un lugar enorme, lleno de habitaciones, que tiene hasta océanos y cielos en su interior. ¿Quién es Piranesi y por qué está ahí? ¿Qué es realmente la Casa? ¿Quién es el Otro que habita con él esa casa? 
Este libro es raro, eso desde luego. Cuando empecé a leerlo no entendía nada, ni cuál era el propósito de la historia, ni hacia dónde quería ir la autora. Sin embargo, continué leyendo y me metí por completo en el mood. No me esperaba que tuviera tanta intriga, tantas incógnitas, tantos secretos que me tenían entregada a la lectura y con ganas de saber más. Es un libro que me llevó por caminos insospechados, que me mantuvo en vilo, y que tiene un aura de misterio y de dark academia que no me esperaba para nada pero que fue una grata sorpresa. 





If we were villains, M.L. Rio: uno de los libros por excelencia dentro del dark academia y que llevo tiempo queriendo probar. Me llama mucho la atención todo el tema de un grupo de estudiantes estudiando Shakespeare, el teatro, los secretos y las mentiras que los rodean. 

Catedrales, Claudia Piñeiro: autora que he descubierto este año con Una suerte pequeña y que me enamoró por completo. Aprovechando que uno de sus últimos títulos es un thriller, quiero leerlo durante esta época. No tengo dudas de que me va a gustar y encima me va a servir para ponerme las pilas con el género, que he tenido abandonado. 

Mexican Gothic, Silvia Moreno García: un libro que está triunfando y que me llama mucho la atención por su ambiente gótico, tétrico y lleno de tensión. Me gusta que no sea horror del todo, ya que ese género no es lo mío, pero la atmósfera de esta historia creo que me puede enamorar. 

Mandíbula, Mónica Ojeda: otro thriller al que le tengo ganas. Parece crudo, implacable, una historia muy oscura, pero desde luego pega para esta época del año. 

Lestat el vampiro, Anne Rice (Crónicas vampíricas II): hace mucho tiempo que leí Entrevista con el vampiro y me llevé una grata sorpresa. No había pensado continuar la saga hasta hace poco, pero realmente creo que este libro me puede gustar por lo bien que escribe la autora y porque el personaje de Lestat es fascinante. Así que, ¿qué mejor momento para leerlo que en otoño? 

Y vosotros, ¿qué leéis este otoño?

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...