jueves, 19 de septiembre de 2019

Me he ido de erasmus y mi vida ahora es un caos - [Entrada personal]


¡Hola lectores!

Bueno, esta entrada no tiene nada que ver con lo que publico normalmente en el blog, pero sentía que tenía que hacerla.

Sí, el caso es que este curso me he ido de erasmus a la República Checa, concretamente a una ciudad que se llama Brno. Llegué aquí el 6 de septiembre y desde entonces no he parado. Como os podéis imaginar, todo es en inglés -aunque hay mucho español por aquí- y todo son cosas nuevas para mí: vivir en una residencia y ser prácticamente autosuficiente, compartir habitación con otra persona, conocer personas nuevas, las actividades que organizan para los erasmus+, enterarme de mi horario, de mis clases, de mis exámenes, del transporte, del papeleo... en fin. Todo es un caos ahora mismo.

Durante unas semanas creo que no voy a tener demasiado tiempo libre. Esta primera semana hemos tenido muchísimas actividades y eventos para conocernos entre los estudiantes erasmus, y la segunda semana he empezado las clases y he entrado en modo "sobrevivir". Hasta que me vaya enterando poco a poco de cómo funcionan las cosas y me vaya acostumbrando, probablemente este cambio se vea reflejado en el blog.
Con esto me refiero a que no tendré tiempo durante unas semanas para publicar tantas entradas ni para pasarme por vuestros blogs, y tampoco creo que lea demasiado. Intentaré no dejar abandonado esto y publicar lo que pueda, y leer un poco en los ratos libres que vaya teniendo. Puede que igual ni siquiera se note y que todo siga como antes, pero quería hacer esta especie de entrada informativa de todas formas.

Con esto no quiero decir que vaya a dejar el blog ni nada, esto sólo es un "voy a estar ausente porque me voy de vacaciones" pero realmente sin irme de vacaciones. Creo que, por lo demás, todo seguirá igual. De hecho, aunque llevo muy poco aquí, ya estoy empezando a disfrutar la estancia y creo que va a ser una experiencia increíble :D

¡Y eso es todo! 

Hasta aquí la actualización de mi vida ;)

sábado, 14 de septiembre de 2019

Reseña: Locos, ricos y asiáticos

Related imageTítulo: Locos, ricos y asiáticos
Autor: Kevin Kwan
Editorial: Suma
Número de páginas: 584
ISBN: 9788491292692
Precio: 20 €
Puntuación: 7

Cuando la neoyorquina Rachel Chu acepta pasar el verano en Singapur con su novio, Nicholas Young, imagina un hogar familiar humilde y tiempo a solas con el hombre con el que espera casarse. Pero Nick ha olvidado facilitar ciertos detalles a su novia. En primer lugar, que la casa en la que creció parece un palacio; segundo, que está más acostumbrado a viajar en aviones privados que en coche; tercero, que, aparentemente, es el hombre soltero más codiciado del país.

Y, tan pronto como aterriza de su brazo, Rachel se da cuenta de que en ese mundo de riqueza inimaginable sus vacaciones acaban de convertirse en una delirante carrera de obstáculos.
Locos, ricos y asiáticos nos presenta a Rachel Chu y a Nicholas Young, una joven pareja que decide ir a pasar un mes de vacaciones en Singapur, donde vive la familia de Nicholas. Lo que pasa es que resulta que la familia de Nicholas es una de las más ricas de Singapur. Exageradamente rica. Multimillonaria. Y Rachel Chu, que ha vivido toda su vida en Estados Unidos es una ciudadana promedio, no tiene ni idea de todo esto cuando se viaja del avión. 

Con esta premisa, ya cualquiera se puede imaginar que este libro va a ser una mezcla entre humor, entretenimiento, diversión, locura, dramas y salseos familiares. Y efectivamente, Locos, ricos y asiáticos es un cóctel que viene cargadito de todo eso y más
La mejor forma que tengo para describir este libro es que es uno de esos que sirven para pasar el rato. Es muy entretenido, engancha cosa mala, fácil y ligero de leer y que pasa como un suspiro. Con esta novela no vas a tener tiempo para aburrirte, es una de esas novelas con las que te lo pasas en grande, si necesidad de pensar demasiado.  

La vida de la familia Young y su círculo de amigos es una auténtica locura. Son tan tan tan inmensamente ricos que cuesta imaginárselo. Es tal el derroche, la pomposidad, el gasto por gastar, el irse de compras y gastarse millones a modo de hobby... ¡una locura! Lo más sorprendente de todo esto es que esta gente rica existe en Singapur, hay familias que llevan este estilo de vida. 

Pero lo más intimidante de la alta sociedad de Singapur no es simplemente que tengan dinero, es su forma de ver las cosas. Cuando Rachel Chu se planta en mitad de esa jungla como la novia y -posible- futura esposa de Nick, falta tiempo para que se le echen los leones al cuello. Por supuesto, la familia Young no quiere que Nick se case con una don nadie, una chica que probablemente ha venido a aprovecharse de su dinero. Los rumores, los cotilleos, las miraditas por encima del hombro, las falsas amistades y apariencias, las maquinaciones y los complots... todo esto está a la orden del día en el entorno de la familia Young, y Rachel no está preparada para nada de esto. 

Aunque Locos, ricos y asiáticos resulta divertido y fresco la mayor parte del tiempo, mentiría si dijera que no me ha resultado excesivo en ningún momento. A veces era demasiado. La familia de Nick me sacaba de quicio con su superficialidad, con su esnobismo y con su creerse por encima de los demás simplemente por ser ricos. De verdad que, estando en uno de los países más ricos del mundo, de mentalidad parece que nos hemos quedado anclados en el siglo pasado

Además, hay tal cantidad de personajes secundarios, y tal cantidad de referencias, que yo a veces me sentía un poco perdida. Nombres de diseñadores de moda, de marcas, de actores y actrices famosos... Sobre todo a la hora de hablar de ropa, era tal la cantidad de nombres que resultaba abrumadora. 

Entre los personajes, sin duda el lector se siente identificado con Rachel, que está más perdida que un pulpo en un garaje, exactamente igual que nosotros. En cuanto a los demás, cumplen su función pero en general pasan un poco sin pena ni gloria. Eleanor, la madre de Nick, es bastante arpía y uno de los pilares fundamentales del libro. Astrid, a quien todo el mundo parece adorar, no me disgustó pero tampoco fue un personaje que me encantara, simplemente correcta. 

En resumen:  Locos, ricos y asiáticos es un libro muy entretenido, que tiene muchos cotilleos, muchas dinámicas familiares y mucho, pero que mucho dinero. Es un libro ligero que resulta humorístico la mayor parte del tiempo y que sin duda hace pasar un buen rato. 

sábado, 7 de septiembre de 2019

Película: Like crazy (Como locos)

Related imageTítulo: Como locos
Director: Drake Doremus
Guionistas: Drake Doremus
Género: Romántico
Duración: 90 minutos
Puntuación: 9

Anna, una joven británica que estudia en la universidad de Los Ángeles, se enamora de Jacob, un joven norteamericano, pero ambos se ven obligados a separarse cuando a ella no le renuevan el visado estadounidense para permenecer en los EE.UU. Anna regresa a Londres, y la pareja se ve forzada a mantener una relación a distancia.
Empecé esta película con expectativas bastante altas porque me la habían recomendado mucho, y después de verla puedo decir que se coloca en mi top de películas de amor favoritas de todos los tiempos

Like crazy nos narra la historia de una relación a distancia entre Anna y Jacob. Él es estadounidense y ella británica, y se conocen cuando Anna va a Los Angeles a estudiar un curso de la Universidad. El problema viene cuando ella tiene que volver a Londres porque no le renuevan el visado. 

Esta película es terriblemente sincera. Creo que refleja perfectamente lo que es una relación a distancia, tanto con los buenos como con los malos momentos. En parte es como una montaña rusa: todo es precioso cuando están juntos, no se cansan el uno del otro, pasarían las 24h del día pegados. Sin embargo, las cosas no son tan fáciles cuando cada uno está en un continente: la diferencia horaria hace que no sea fácil hablar por teléfono, cuando uno está libre el otro está ocupado, empiezan a aparecer terceras personas... vamos, que la vida sigue su curso y cada uno tiene, inevitablemente, un propio camino que recorrer.  

La película tiene una forma increíble de narrar las diferentes etapas de una relación sin necesidad de usar palabras. Únicamente con las imágenes y con la música consigue que sintamos lo que sienten los personajes, consigue que seamos conscientes del paso del tiempo o del estado de la relación.

Tampoco puedo decir mucho más sobre Like crazy en esta reseña, porque creo que simplemente es una película que hay que ver. Tiene de todo: momentos tiernos y momentos alegres, pero ante todo esta película es un drama. De hecho, esto último queda patente con el final, del que no quiero decir nada más aparte de que es terriblemente real, y muy crudo. Pero aún así, creo que es de lo mejor que tiene la película y lo que hace que se quede tan grabada. 

En resumen:  Like crazy es una película romántica que refleja maravillosamente bien lo que son las relaciones a distancia. Tiene una forma de narrar única, delicada y llena de sentimientos, y es una de esas películas que se quedan en la memoria.  

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...