jueves, 26 de noviembre de 2020

Book tag de final de año (2020)

¡Hola lectores!

Ya se que todavía no es fin de año ya que ni siquiera ha terminado aún noviembre -aunque poco le falta- pero realmente tenía muuuuuchas ganas de traeros este book-tag y no quería esperar a diciembre. Además, he estado viendo versiones por otros blogs y canales de youtube y pues bueno, he decidido sumarme al carro, que me encantan este tipo de entradas temáticas. ¡Dentro tag!
Por cierto, NO HAY MES DE JUNIO porque era audiolibro favorito del año y nada, como no he leído ninguno, pues decidí saltarme la categoría directamente. 


Radio silence, de Alice Oseman. Una novela juvenil contemporánea que me sorprendió y me gustó más de lo que me esperaba. Sincera, cercana, con temas muy actuales y una gran representación LGTB+. Muy recomendado.


El papel pintado amarillo, de Charlotte Perkins Gilman. Un relato corto pero totalmente inmersivo: con una atmósfera claustrofóbica, que sumerge de lleno en el descenso hacia la locura de la protagonista. Me quedé con ganas de que tuviera más páginas.


Este año me he animado con la Saga Vorkosigan, de Lois McMaster Bujold. Me encantan porque se pueden leer de forma más o menos independiente, y es un space opera en toda regla: aventuras, pero personajes profundos y bien construidos y un humor sutil pero presente que le da más profundidad a la obra. Mis favoritos siguen siendo Fragmentos de honor y Barrayar


El fuego verde, Verónica Murguía. Este libro de fantasía es muy cortito y aunque no es perfecto, tiene algunos elementos que me han gustado mucho. Ese inicio, con las descripciones del bosque y del misticismo de su espesura; ese amor por los cuentos y las letras; esas referencias e inspiración de la fantasía y los mitos más clásicos. 



The once and future witches, de Alix E. Harrow. De hecho, esta es mi última lectura a día de hoy y ya os digo que la portada no es lo único bonito que tiene. Una historia que combina magia e historia, buenos personajes con el tema de las brujas y del sufragismo y el amor por los cuentos y por las palabras. Espero tener muy pronto la reseña. 


Aunque no lo he comprobado del todo, estoy bastante segura de que el libro más largo que he leído este año es el de Algún día, hoy, de Ángela Becerra. A pesar de ser un buen tocho, es una historia de realismo mágico que se lee muy rápido y que tiene muy buen ritmo durante la mayor parte. A mi me enganchó mucho y no se me hizo denso. 


El misterioso caso de Styles, de Agatha Christie. El único libro que he leído de la autora este año y a ver si me da tiempo a leer algo más antes de que acabe el año. Nunca decepciona esta mujer. En parte porque es muy corto, en parte por lo mucho que engancha y en parte por el estilo sencillo y directo, es una lectura que dura un suspiro pero que merece la pena.


Patria, de Fernando Aramburu. Realmente no llegué a hacer reseña de este autor, y es que aunque me gustó, creo que llevaba unas expectativas por las nubes que me chafaron un poco. De todas formas, creo que es de lectura obligatoria, además ahora estoy viendo la serie y me parece una maravilla. 


Dracul, de Drace Stoker y J.D.Barker. No es un libro que de miedo como tal, ya que yo con el género del terror nada de nada. Si habéis leído mi reseña, sabéis que aunque al final tuve mis pegas con este libro, en conjunto fue una lectura que disfruté bastante y que me sumergió totalmente, así que aún con todo, la recomiendo.


El ruiseñor, de Kristin Hannah. Este libro lleva en mi estantería desde principios de año y no puede ser que todavía no lo haya leído. Con lo mucho que me encanta la autora, seguro que se convierte en una de mis mejores lecturas. 


El corazón de Yamato, de Aki Shimazaki. Realmente, no es que tenga un final explosivo o que sobresalga especialmente sobre el resto de la historia, pero si que creo que muestra uno de los momentos de máxima emotividad de esta historia. De hecho, fue durante estas páginas finales que me arrancó unas lágrimas por lo bonito de la historia. 

¡Y hasta aquí el book-tag! 

¿Qué os ha parecido?

sábado, 21 de noviembre de 2020

Recomendaciones de películas antiguas



No soy especialmente fan de las películas de Hitchcok, la verdad, ya que siempre se me hacen un poco lentas. Sin embargo, La soga me gustó mucho. De corta duración, transcurre todo el rato en un apartamento, al más puro estilo de las obras de teatro. 
Dos alumnos de filosofía deciden matar a un tercero simplemente por el hecho de experimentar un crimen. Después, deciden dar una fiesta -con el cadáver escondido en el apartamento- invitando a familiares y conocidos del muerto. 

La película se basa en conversaciones puramente, pero la tensión es constante: el profesor de los alumnos es el único que puede sospechar lo que han hecho. ¿Lo averiguará? Mezclando intriga con humor, la película se pasa muy rápido y mantiene el interés durante todo el rato. Se disfruta mucho, se hace amena y la resolución me pareció muy acertada. Recomendada para todos aquellos amantes del dark academia.


Esta película cuenta la investigación del asesinato de Laura, una mujer elegante y carismática que aparece muerta en su apartamento. 

Película policíaca al estilo más clásico, lo que más me gustó es cómo mezcla presente y pasado: por un lado te va contando como avanza la investigación, y por otro lado, a través del testimonio de diferentes personajes, hay numerosos flashbacks que nos muestran cómo era Laura y la vida que llevaba antes de morir. 
Además, la película cuenta con unas cuentas sorpresas y giros a lo largo de la investigación que sorprenden bastante. Los personajes secundarios están muy bien perfilados, todos parecen esconder algo y en algún punto de la película llegas a sospechar de todos, de forma que no se sabe quién es el asesino ni que ha pasado exactamente hasta casi el final.



Esta película nos mete de lleno en el mundo del teatro y de la actuación. Empieza cuando una joven aficionada, Eva, consigue acercarse a una actriz veterana de teatro de la que ha sido fan toda su vida. 
Poco a poco, Eva se mete en este grupo de amigos actores, en el mundo del teatro, de los papeles y de las actuaciones. 

El tema de los celos, de las relaciones tan complicadas entre unos y otros, de las giras... todo está a la orden del día en esta película. Además, la actriz principal me encantó y me parece que hace un papel increíble. 
La única pega que le puedo poner a la película es que es larga, dura casi tres horas y eso puede hacer que en algún momento se estire demasiado. A pesar de esto, creo que para la duración que tiene no llega a hacerse pesada. 



Y vosotros, ¿las habéis visto?

lunes, 16 de noviembre de 2020

Por siempre ¿felices?, Taylor Jenkins Reyd

Título: Por siempre ¿felices?
Autora: Taylor Jenkins Reyd 
Editorial: Titania
Número de páginas: 320
ISBN: 9788492916948
Precio: 6 €
Puntuación: 5

El matrimonio de Lauren y Ryan está en punto muerto, al borde de la ruptura.

Ellos saben que se quieren, pero no son felices, ni siquiera se soportan. ¿Cómo han podido llegar a esta situación? Tienen que hacer algo drástico si no quieren terminar mal. Así que se les ocurre un plan poco convencional: estar separados durante un año y no tener contacto entre ellos. Esta nueva situación les servirá para conocerse mejor a ellos mismos, para saber si se echan de menos, si quieren volver a estar juntos e incluso si siguen enamorados. Lauren se embarcará en un viaje de autodescubrimiento. La influencia de amigos y familiares, así como su proceso curativo personal y los desafíos que supone su vida lejos de Ryan, empezarán a cambiar la percepción que Lauren tenía sobre el matrimonio y la monogamia, la pasión y la fidelidad, el amor y el sexo.

¿Realmente van siempre de la mano? Y si no es así, ¿qué es lo que realmente hace que una relación funcione?
Malditas expectativas. Tenía muchas ganas de leer los otros títulos de la autora después de lo mucho que me gustaron Los siete maridos de Evelyn Hugo y Daisy Jones & The Six. Además, ¿matrimonio en crisis? ¿Segundas oportunidades? ¿Replantearte la vida y el amor? Esta sinopsis estaba hecha para mí. 

Pero sí, lo que me ha pasado con Por siempre ¿felices? se podría resumir fácilmente: esperaba mucho más de este libro, y no ha sido para tanto. Lauren y Ryan llevan juntos 11 años y su matrimonio está en plena crisis: parece que ya no saben escucharse, todo son reproches y rencores. En definitiva, parece que han dejado de quererse. La cosa no puede seguir así y deciden tomarse un año separados, viviendo cada uno su vida, para reflexionar y averiguar si realmente quieren luchar por su matrimonio o si realmente el amor se ha acabado y lo mejor es que cada uno siga por su lado. Esta idea me encandiló desde el principio y la trama parecía perfecta para mí. Pensaba que se convertiría en uno de mis favoritos del año, y ha resultado ser ni fu ni fa

Empecemos con las cosas buenas: el libro no es muy largo y se devora. Esta autora tiene un don para escribir con agilidad y con ligereza, y las páginas pasan volando. Además, si que es cierto que deja algunas frases muy bonitas y conmovedoras, y que durante ese año separados Lauren aprende algunas lecciones sobre sí misma, sobre la vida en general y sobre su relación. No creo que sea un mal libro, simplemente si esperáis algo muy profundo que os cambie por dentro, creo que no es el caso de Por siempre ¿felices? Para mí ha sido una lectura demasiado descafeinada, de estas que se olvidan en poco tiempo y que, aunque se leen con facilidad, no terminan dejando huella


Creo que en general Lauren no hace tantas cosas durante ese año crítico en su vida. La primera mitad prácticamente se la pasa lamentándose y sintiéndose miserable. Luego se centra más en su familia y en las relaciones entre ellos. Esto me gustó más, ya que tiene más salseo y más chicha, pero sí que es cierto que algunas escenas con su familia se me hacían algo empalagosas. Al final, me dio la sensación de que Lauren aprende un par de cosas, sí, pero que termina prácticamente donde empezó. Esperaba un año más intenso, con más revelaciones sobre sí misma y sobre el amor, con mucho más crecimiento personal y más cambio. No vi tanta renovación en ella ni tanto autoconocimiento, como corresponde después de semejante crisis. Es lo mismo de siempre: esperaba algo más profundo e íntimo, algo que me removiera los sentimientos y me dejara pensando, y ha sido todo mucho más light de lo que me esperaba

Lo que terminó de rematarlo todo fue el final. Todo lo que pasa con la familia de Lauren me pareció un poquito de telenovela, como demasiado precipitado y demasiadas casualidades. Pero esto lo podría haber pasado por alto si el reencuentro entre Lauren y Ryan hubiera cumplido las expectativas. No lo hizo. Después de un año separados, me esperaba que se sentaran y tuvieran una larga conversación sobre sí mismos, sobre lo que han aprendido, sobre lo que quieren cambiar, sobre su matrimonio y cómo abordarlo a partir de ahora. Había mucho que discutir, pero no encontramos nada de eso. Lauren y Ryan APENAS hablan en el reencuentro y todo ocurre un poco como por arte de magia, un final muy cursi y casi como de cuento de hadas. Esperaba algo mucho más maduro y más realista

Por siempre ¿felices?   no es una mala novela y entiendo que haya gente que la haya disfrutado, pero yo llevaba demasiadas expectativas. Esperaba un libro profundo que reflexionara sobre el matrimonio, el amor, el paso del tiempo y la relación con uno mismo, y me he encontrado una historia entretenida pero más bien superficial. Es un libro que para mí ha pasado sin pena ni gloria cuando esperaba que me dejara huella. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...