miércoles, 20 de junio de 2018

Película: Con amor, Simón (Love, Simon)

Resultado de imagen de con amor simon

Título: Con amor, Simon
Director: Greg Berlanti
Guionistas: Elizabeth Berger
Género: Drama, romance
Duración: 1h 50 minutos
Puntuación: 7

Simon Spier es un joven 16 años que no se atreve a revelar su homosexualidad, ya que prefiere esperar al musical que se celebra en secundaria. Pero un día, uno de sus correos electrónicos llega a manos equivocadas y las cosas se complican extraordinariamente.
Probablemente os suene el libro de Yo Simon, Homo sapiens, o Simon vs de Homo sapiens agenda, o Con amor, Simon, o cualquiera de uno de los muchos títulos que tiene esta historia. Hoy vengo a hablaros de la adaptación de este libro a la gran pantalla, aunque os digo desde ya que no lo he leído, así que hablo simplemente desde el punto de vista de una espectadora. 

Como dice la sinopsis, Simon es un adolescente, normal: tiene una familia que le quiere, un grupo de buenos amigos y en general una buena vida, excepto porque tiene un secreto: es gay, y no se atreve a salir del armario. Un día, un chico del instituto publica un post de forma anónima en el que dice que él también es gay y tampoco se lo ha dicho a nadie, y Simon empieza a chatear con él -ambos sin saber la identidad del otro-, estableciendo un vínculo más y más fuerte. 

Esta es una comedia romántica con algunos toques de drama, que aunque creo que tampoco va más allá de hacerte pasar una tarde entretenida y, en el mejor de los casos, sacarte un par de lágrimas, sí que tiene algunos detalles y mensajes importantes

Resultado de imagen de love simon


Para empezar, Con amor, Simon es una película dirigida al público adolescente en el que se trata abiertamente el tema de la homosexualidad sin tantos dramas como estamos acostumbrados a ver -al menos yo- en películas de esta índole. Sí, claro que Simon tiene problemas, pero son los problemas típicos de un adolescente y además, la mayoría de las cosas que le pasan en esta película no le pasan por ser gay, le pasan porque no se atreve a decirlo y está dispuesto a mucho para proteger su secreto.

Claro que no deja de caer en algunos clichés y tratar temas bastante típicos dentro de las películas de adolescentes, pero es una película que sabe manejar estos clichés y que se defiende de forma maravillosa, no se hace estúpida ni superficial en ningún momento. 

Por último, me gustó mucho cómo tampoco se hace un drama tan grande del hecho de salir del armario. Para mí, es el propio Simon el que se monta su paranoia, el que más problema tiene con decir que es gay porque, una vez que lo hace, todo su entorno está perfectamente de acuerdo con eso y no hay ninguna clase de rechazo -quitando una escena concreta-, y está bien ver este tipo de reacciones tan naturales. 

En resumen:  Con amor, Simon, me parece una película muy aceptable dentro de su género y al público al que va dirigida, que trata temas importantes de forma muy natural. Necesitamos más películas de este tipo.  
Imagen relacionada

sábado, 16 de junio de 2018

Reseña: Te dejé ir, Clare Mackintosh

Resultado de imagen de te deje irTítulo: Te dejé ir
Autora: Clare Mackintosh
Editorial: Debolsillo
Número de páginas: 432
ISBN: 9788466334907
Precio: 13 €
Puntuación: 8,5

Todo sucedió muy rápido. No podría haberlo evitado... ¿o sí?

En un solo segundo, el mundo de Jenna Gray se ha convertido en una pesadilla. Su único deseo ahora es huir para empezar una nueva vida lejos de todo. Desesperada por escapar, alquila una pequeña casa en la costa de Gales, esperando encontrar allí el modo de olvidar.
Poco a poco, Jenna empezará a vislumbrar la luz de un futuro. Sin embargo, la persiguen sus miedos, una pena insoportable y el recuerdo de una oscura noche de noviembre que cambió su vida para siempre.

Porque nadie puede huir de su pasado... y el pasado está a punto de alcanzarla.
Por fin puedo decir que he encontrado un thriller que me ha reconciliado con el género, porque después de las decepciones del año pasado lo tenía un poco abandonado, y tras leer The butterfly garden a principios de este año, la cosa no apuntaba nada bueno. ¡Ya era hora de encontrar algo así! Pero vayamos por partes. 

¿De qué va la historia? La verdad es que este es uno de esos libros de los que, cuanto menos sepáis, mejor. Te dejé ir empieza con un terrible accidente de coche en el que Jacob, un niño de 5 años, pierde la vida. El coche se da a la fuga y no se vuelve a saber nada de él. 

A partir de aquí tenemos dos historias paralelas: la de Jenna Gray, una mujer que decide huir de su casa y marcharse a un pueblecito de Gales, huyendo de un pasado doloroso. Por otro lado, tenemos al detective Ray, encargado de investigar el caso del atropello de Jacob

El libro empieza algo lento, no puedo negar que me costó unos capítulos engancharme. Quitando la primera escena del atropello, el ritmo se vuelve más pausado. Además, al principio no podía evitar pensar que me faltaba algo de misterio, por así decirlo. Sí, tenemos el caso del atropello, pero no me interesaba tantísimo: simplemente, un accidente. Podría haber sido cualquiera, y la investigación no era demasiado prometedora. Sin embargo, me animé a seguir leyendo y menos mal que lo hice. 


La primera mitad de Te dejé ir ya digo que es menos trepidante, pero al final te engancha por sus personajes, sobre todo por Jenna. Es una mujer de la que sabemos poco, pero enseguida se da uno cuenta de que tiene un pasado tormentoso. Este personaje me llegó muchísimo. Su tristeza, su dolor, toda esa angustia y sentimiento de culpabilidad los sentía muy reales. La autora ha hecho un gran trabajo a la hora de plasmar los sentimientos en el papel. Realmente, consiguió arrancarme unas cuantas lágrimas, y ya os digo que es el primer thriller que consigue eso
Luego está Ray, el detective, con el eterno dilema de reconciliar su vida familiar con un trabajo demasiado exigente, y cuyo matrimonio no está pasando por el mejor momento, precisamente debido a esto. La verdad es que me gustó mucho toda la trama de Ray y de Mags, su mujer. La crítica a la burocracia, ese deseo de ascender pero al mismo tiempo de hacer lo correcto, la impotencia ante los problemas en casa... también me arrancó alguna lágrima esta parte. 

A mitad de libro más o menos hay un plot twist simplemente bestial, y la trama pega un cambio impresionante. Empieza lo bueno de verdad, y a partir de aquí ya es un no poder parar de leer hasta llegar al final. Además, lo de antes no es nada comparado con el DRAMA que llega en esta parte. Es duro, es muy real, está maravillosamente narrado y te hace estremecer, y al mismo tiempo no poder apartar los ojos del papel. Guau. 

Y qué decir del final. Me dejó de piedra. Analizándolo después, he de decir que tengo mis dudas de las posibilidades de que eso pase... pero realmente, el giro es tan bueno que le perdono cualquier duda que me pudiera ocasionar. SPOILER o sea, que después de caerse de un acantilado de unos 70 metros y estamparse muy probablemente contra las rocas, ¿el Ian de las narices seguía vivo? Un poquito demasiado, ¿no? Pero bueno. FIN SPOILER 


En resumen,  Te dejé ir ha sido toda una sorpresa a pesar de su inicio algo lento, y me ha hecho volver a tener fe en este género. Lo recomiendo a todos los niveles: trama, giros argumentales, personajes y drama. 

martes, 12 de junio de 2018

TTLG #25: Mi evolución lectora



¡Hola lectores!

Parece que ahora se ha puesto de moda contar como ha sido tu vida en lo que a libros se refiere, y después de leer muchas entradas hablando sobre esto -que me encantan- me dije: ¡pues yo también quiero!

Podríamos decir que soy una de esas lectoras que “nació con un libro en la mano”. 
A ver, igual no tan exagerado, pero desde siempre me recuerdo leyendo, primero cuentos infantiles y luego ya libros más adultos, y es que hubo un factor muy importante que determinó que desde pequeña me interesara la literatura. Y es que en mi casa todos leían. Mi padre, mi madre y mi hermana –pero sobre todo mi padre- eran lectores empedernidos, así que, ¿cómo no iba a desarrollar yo el amor por la lectura?

Imagen relacionada
Cuando era bien pequeña tenía la costumbre de ir todos los domingos con mi padre a la biblioteca a sacar libros. Me encantaba hacer eso: nos tirábamos horas –yo en la sección infantil y él en la de adultos- y sacábamos todos los libros que nos permitía el carnet, aunque no siempre los leíamos todos, todo hay que decirlo.
Curiosamente uno de los primeros libros que recuerdo es Colmillo blanco, de Jack London. En realidad no lo leí yo, sino que mi padre nos lo leía en voz alta a mi hermana, mi madre y a mí por las noches, y era una historia que a las tres nos fascinaba. Tanto, que creo que llegó a leérnosla varias veces y luego continuó con La llamada de lo salvaje.

Pero sin duda quien me metió realmente en el mundo de la literatura, o por lo menos la literatura un poco más adulta o juvenil, fue Laura Gallego. En serio, adoraba a esta escritora de pequeña. No me cansaba de leer sus títulos, me fascinaban sus mundos fantásticos –ahí fue cuando empecé a enamorarme de la fantasía – y me inspiraba para crear mis propias historias. Sin duda, Memorias de Idhún fue el libro de mi infancia y mi adolescencia. 
Pero también tengo que concederle mucho crédito a Cornelia Funke, mi otra gran escritora de fantasía (bueno, y de todo lo demás también). MDI y Corazón de tinta han sido unos de los pocos libros que he releído muchísimas veces a lo largo de mi vida, desde que los descubrí allá en primaria y durante la secundaria. También tengo que mencionar la saga de Fairy Oak y Ulysses Moore, ¡cómo olvidarlos! Y no, Harry Potter no está entre los libros que marcaron mi vida, de hecho los leí siendo ya bastante mayorcita xD

Desde entonces he cambiado mucho como lectora, sobre todo desde que descubrí blogger y  mi mundo literario creció de una manera increíble, conocí más títulos y autores de los que nunca pensé que podrían existir. 
Me animé con los clásicos, en un reto que hice allá en el 2015-2016, y desde entonces no he dejado de leerlos. 
Me animé a  leer en inglés también a raíz de un reto, y me alegro mucho haber probado y haber superado esa barrera, porque me ha venido de perlas. 
Descubrí muchísimos géneros que no sabía que me gustaban. 
Durante años dejé un poco de lado la fantasía, porque leía libros juveniles o distopías –que no digo que todas sean malas, ni mucho menos- y me llevé una decepción tras otra que me hizo cogerle un poco de tirria al género, hasta que hace poco me puse a investigar más a fondo y me di cuenta que hasta ese momento ni siquiera había rozado la  superficie de la fantasía.

En fin, creo que hacerme un blog y poder compartir esta  pasión con muchas otras personas fue un punto clave en mi vida como lectora. Desde entonces, nada ha vuelto a ser igual -y lo digo para bien jaja-. Espero seguir por aquí muchos años y seguir leyendo, hablando y escribiendo sobre libros.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...