lunes, 20 de agosto de 2018

Película: The disaster artist

Resultado de imagen de the disaster artistTítulo: The disaster artist
Director: James Franco
Guionistas: Scott Neustadter
Género: Biografía
Duración: 104 minutos
Puntuación: 8

Narra la historia real de la producción de la película 'The Room', que ha sido considerada como “una de las peores películas de la historia". 'The Disaster Artist' es una comedia sobre dos inadaptados en busca de un sueño. Cuando el mundo los rechaza, deciden hacer su propia película, un film maravillosamente espantoso gracias a sus momentos involuntariamente cómicos, sus tramas dispersas y sus terribles interpretaciones.
¿Habéis oído hablar de la película The room, de Tommy Wiseau? Esa película se ha convertido en todo un clásico y está clasificada como una de las peores películas de la historia, título que la ha hecho famosísima. 
The disaster artist, la película de la que vengo a hablaros hoy, es una biografía sobre Tommy Wiseau y su amigo Greg Sesterto, y cómo se llevó a cabo la producción de The room

A lo mejor esta película, que es una biografía y que habla sobre el propio cine, puede no llamaros la atención en un principio. Personalmente, yo no conocía la película The room antes de ver The disaster artist, ni sabía quien era Tommy Wiseau. Así que, si estáis en la misma situación que yo y esto os echa para atrás, os digo que le deis una oportunidad porque es una película que se disfruta igualmente.

A Tommy y a Greg les une un mismo sueño: ambos quieren ser actores. Decididos a perseguir su sueño, y por idea de Tommy, se mudan juntos a Los Ángeles para tener una oportunidad en la industria del cine. ¿El problema? Los dos son bastante malos actuando, y no consiguen ningún papel en condiciones. Harto de la sociedad que no le entiende y que no comprende su potencial, a Tommy se le ocurre otra idea loca: hacer su propia película. Juntos, Tommy y Greg se embarcan en la producción de The room, sin saber que se convertiría en todo un fenómeno por lo terriblemente mala que es. 

Resultado de imagen de the disaster artist

The disaster artist es una biografía, y también una comedia. El personaje de Tommy, con una personalidad única, totalmente estrambótico, con comportamientos casi maníacos y una forma de entender el mundo totalmente incomprensible para los demás, nos regala en esta película momentos divertidísimos. Es una película con la que sin duda te reirás, y además te dejará con la boca abierta en más de una ocasión ante lo absurdo y lo surrealista de la situación, más aún teniendo en cuenta que es algo que pasó de verdad. 

Sin embargo, esta película para mí no fue solo una comedia sin más. Tiene mucho trasfondo y es un verdadero homenaje a Tommy Wiseau, que está maravillosamente interpretado. La incapacidad de Tommy para adaptarse al mundo que le rodea, esa pasión por conseguir un sueño imposible y esa tenacidad para ser fiel a sí mismo son cosas que hacen que al final sientas cierta empatía por su persona, a pesar de su rarísima e incomprensible personalidad. De hecho, la película consiguió tocarme la patata en más de una ocasión, y sentí pena y frustración igual que sentían los personajes, e incluso cariño por Tommy Wiseau.

Para finalizar, durante los créditos hay escenas de la película original The room y esas mismas escenas grabadas en The disaster artist. El mérito de esta película no se puede negar, pues las escenas son clavadísimas: los escenarios, las actuaciones... todo. De verdad que después de ver esta película, os entrarán muchísimas ganas de ir corriendo a ver The room.  

En resumen:  The disaster artist es una maravillosa película que aúna biografía, comedia y drama, y que merece la pena ver incluso si no conoces a Tommy Wiseau ni has visto The room. 
Imagen relacionada

miércoles, 15 de agosto de 2018

¡Me voy de vacaciones!


¡Hola lectores!

Bueno, hago esta entrada para avisar de que el día 16 me voy de viaje, y no volveré hasta el día 30 de agosto. Sí, es otra de esas entradas para avisar de que de nuevo me voy de vacaciones... -me da la sensación de que este año he hecho demasiadas de estas-.
Como siempre, no tendré mucho tiempo para pasarme por vuestros blogs y dejar comentarios. Además, esta vez tampoco tengo preparadas demasiadas entradas para dejar programadas, así que probablemente el blog se quede bastante inactivo durante un par de semanitas.

Me voy de viaje con unos amigos a los Balcanes, concretamente a Macedonia, Montenegro, Kosovo, Albania y Bulgaria, ¡así que vamos a estar ocupados!

Espero tener algo de tiempo para al menos ir adelantando mis lecturas y tener muchas reseñas para hacer cuando vuelva, y así retomar el blog con muchas ganas.

viernes, 10 de agosto de 2018

Reseña: Neimhaim, los hijos de la Nieve y la Tormenta

Resultado de imagen de neimhaimTítulo: Neimhaim, los hijos de la Nieve y la Tormenta
Autora: Aranzazu Serrano Lorenzo
Editorial: Fantascy
Número de páginas: 864
ISBN: 9788415831624
Precio: 22 €
Puntuación: 8

Lo que ahora os contaré es tan cierto como que el fuego quema y el hielo, también.

Sabed, amigos míos, que dos pueblos, dos grandes clanes, habitaban una tierra apartada del resto del mundo. Se creían tan diferentes como la noche lo es del día, y en verdad, os lo aseguro, lo eran.
Amante del coraje y de las armas era el clan Kranyal; guerreros de bravo corazón y maestría en el arte de la lucha. Protectores de la vida y la serenidad eran los Djendel, pacíficos sacerdotes bendecidos con habilidades que iban más allá de lo natural, cuyo uso restringían con estrictos códigos. Sus historias discurrían por separado, pero un día la frágil armonía quedó alterada y el entramado del destino cambió para siempre. Ambos pueblos salvaron sus recelos y unieron sus caminos por la fuerza de la necesidad. Juntos fundaron un joven reino llamado Neimhaim. Largo y quebradizo sería el camino de su unión; para allanarlo, sus líderes pactaron ceder el mando a sus hijos primogénitos, quienes regirían Neimhaim como esposa y esposo. No podían imaginar que, lejos de allí, un dios desterrado urdía pacientemente un plan para hacer de esos niños un instrumento de venganza contra sus iguales.

Así comienza la historia de los Hijos de la Nieve y la Tormenta.
Yo tenía pensado leer este libro en invierno, una estación mucho más apropiada, pero le tenía tantas ganas a esta novela que al final no pude resistirme y tuve que leerlo en verano. 

Como dice la sinopsis, esta es la historia de Neimhaim, un reino en el que habitan dos clanes muy diferentes: los kranyal y los djendel, unos amantes de la lucha y de las armas, y otros amantes de la vida y poseedores de la magia. Esta es la historia de la Alianza entre ambos clanes, que empieza con el nacimiento de los futuros reyes de Neimhaim: Ailsa, una kranyal, y Shagan, un djendel
Sin embargo, el futuro de Neimhaim es incierto porque Nordkinn, un dios desterrado, ha fijado en él su mirada y se dispone a jugar con los hilos del destino. 

Neimhaim es un libro que habla de leyendas, y como tal, tiene un tono muy épico. Super épico. Esta es una historia de grandes reyes, de dioses y de profecías, y ese tono trascendental está presente a lo largo de toda la novela. Cada palabra de este libro parece que va a pasar a la posteridad. 

La autora nos sitúa en una tierra fantástica inspirada en la mitología nórdica, al más puro estilo vikingo, lo cuál para mí es toda una novedad en este género, y he de reconocer que es una de las cosas que más me han gustado de la novela. Tenemos presentes algunos dioses nórdicos que muchos reconoceremos, y otros elementos de esta mitología que han sido tomados y modificados, dándoles un nuevo significado. En Neimhaim los dioses también son personajes que interfieren en el destino de los mortales. Además, está muy presente la naturaleza salvaje y fría, con numerosas descripciones que ayudan a recrear este ambiente mágico. 

Los protagonistas, Shagan y Ailsa, están destinados a convertirse en los reyes de Neimhaim y unificar los dos clanes que durante años han vivido separados: los kranyal y los djendel. Con tan sólo 18 años, una enorme responsabilidad pesa sobre sus hombros. 
Shagan y Ailsa no me han parecido malos personajes, si bien es verdad que me ha faltado algo para que me terminaran de calar. Entiendo que este es un libro autoconclusivo -en principio- en el que pasan muchas cosas, y no hay tiempo para andarse por las ramas. Aún así, noto que me faltó profundizar más en las personalidades y en los conflictos internos de ambos personajes, que la autora se quedaba un poco en lo superficial, así como el especial vínculo que hay entre ellos... me quedé con ganas de más. 

También tenemos un gran elenco de personajes secundarios, de todo tipo y color: Gursti, señor de los kranyal y padre de Ailsa; Sigfred, primo de Ailsa; Eyra, la madre de Shagan... no tengo ninguna pega en cuanto a los personajes secundarios. Mención especial para Nordkinn, el villano por excelencia, que me parece un personaje redondo que regala alguna sorpresa al final. 

En cuanto al ritmo del libro, la verdad es que es un poco intermitente. El principio, a pesar de ser lento, me estaba gustando mucho, pero luego llegaron ciertas partes que se me hicieron un poco cuesta arriba, como si la historia no avanzara. Hubo partes que las devoré y me pareció que tenían un ritmo trepidante, y otras parecía que renqueaban. 

He visto en otras reseñas que hay escenas de sexo un tanto gratuitas. Es cierto que no esperaba encontrar escenas de sexo tan explícitas en este libro, pero realmente no me molestaron para nada. De hecho, me pareció muy interesante el trío Shagan-Sigfred-Ailsa, una pena que no se le dedicara tanto tiempo como a mí me hubiera gustado. Lo que sí que me molestó de Neimhaim es que, aunque estén rodeados de 1000 enemigos, heridos de muerte y a punto de irse al otro barrio, tranquilo que los personajes no van a morir, al menos los protagonistas. En este libro parece que todo el mundo es capaz de hacer un esfuerzo sobrehumano para seguir adelante a pesar de las heridas, o siempre aparece alguien en el último momento que los salva. De verdad, ni los personajes de Naruto. Llegado un punto, se perdía parte de la tensión porque por mucho que la autora se esforzara por repetirte que los personajes no iban a ver la luz de un nuevo día, tú ya sabías que iban a sobrevivir. 

En resumen:   A pesar de tener sus fallos y distar mucho de ser un libro perfecto, Neimhaim no es un mal comienzo para este mundo nórdico de nieve y de tormenta, que cuenta con elementos muy originales y tiene mucho potencial. Tengo claro que la segunda parte lo superará con creces: El azor y los cuervos
Resultado de imagen de neimhaim

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...