martes, 23 de agosto de 2016

Reseña: Seraphina, Rachel Hartman

Título: Seraphina
Autora: Rachel Hartman
Editorial: Nocturna
Número de páginas: 545
ISBN: 9788494286292
Precio: 17 €
Puntuación: 8

En un reino mágico y sombrío en el que humanos y dragones conviven con una paz inestable, Seraphina es una música joven y talentosa (pese a ser humana) que acaba de entrar en el coro de la corte. Allí, las intrigas políticas son el pan de cada día. Poco después de su llegada, una noticia atraviesa los muros de palacio: un miembro de la familia real ha sido asesinado. Inmediatamente, los cimientos de esa fachada de paz se resquebrajan.Para investigar el crimen, Seraphina se alía con el perspicaz Lucian Kiggs, capitán de la guardia real. Pero todo el mundo tiene secretos, y ella no es una excepción: lo que oculta haría que la condenaran a muerte.

Seraphina es un libro juvenil de fantasía, que nos sumerge en un fantástico mundo donde los dragones tienen un gran protagonismo. Desde que oí hablar de él me llamó la atención porque me encantan los dragones y no suelo encontrar muchos libros de este tema que me gusten, pero las reseñas que había leído de Seraphina prometían.

Había oído que el comienzo de este libro podía ser algo lioso, lento y un poco aburrido, pero para mí, nada más lejos de la realidad. La primera mitad, aunque es la que menos acción tiene, es la que más he disfrutado. Sobre todo, la autora se dedica a ponernos en contacto con este nuevo mundo, con sus reglas, con las complicadas relaciones entre dragones y humanos y con nuestros protagonistas. Me ha encantado ir descubriendo poco a poco las intrigas políticas, el pasado de los dragones y humanos y en general, todas las tramas que forman esta sociedad única

Lo mejor de Seraphina es su originalidad. Últimamente todos los libros juveniles que leía me parecían iguales y ha este ha sido como un soplo de aire fresco. A pesar de no tener un comienzo demasiado ágil, me ha atrapado enseguida y me ha hecho devorar todas sus páginas en muy poco tiempo. 

La segunda mitad del libro, aunque es la que más disfruta la mayoría de la gente, a mí es la que menos me ha gustado. Como punto a favor, en esta parte se concentra gran parte de la acción y la cosa se pone muy interesante. Sin embargo, a mí me interesó algo menos porque algunas de las cosas que pasaban pues se veían venir. Aunque hay intriga, tampoco es que me mantuviera en vilo, mordiéndome las uñas y preguntándome qué pasaría a continuación, sino que ya me podía hacer una idea más o menos de por donde iba a tirar todo.  

Como no podía faltar, hay una historia de amor, pero es algo bastante secundario. No me desagradó en absoluto y me gustó la forma que se iba desarrollando poco a poco, a excepción del final. A mi parecer, fue un poquitín precipitado y un tanto idílico, me esperaba que fuera algo más difícil, que los obstáculos no se sortearan tan fácilmente. Es la única pega que le pongo, que hizo que la viera un poco increíble. 

La protagonista, Seraphina, también es una parte que me ha encantado, y sin duda un pilar muy importante. Su pasado está lleno de secretos que iremos descubriendo poco a poco (aunque también se ven venir) y su futuro es incierto, seguro que en los libros posteriores se descubrirán muchas cosas más acerca de este personaje. 

 En resumen: Seraphina es un libro juvenil muy diferente, que aborda la fantasía desde un punto de vista muy original y que nos ofrece un mundo nuevo habitado por dragones y humanos. Nada del libro decepciona y a mí me atrapó desde el primer momento, lo recomiendo totalmente. 


lunes, 8 de agosto de 2016

Escribiendo: El bloqueo del escritor



¡Hola lectores!

Hoy vengo a hablaros de un problema muy común entre los que nos gusta escribir, y es el bloqueo del escritor. Personalmente, esto me ha pasado millones de veces, y es horrible. Ya sea porque no tienes tiempo, porque no sabes cómo continuar con tu historia, porque estás lleno de exámenes o simplemente porque no encuentras la inspiración... no puedes escribir. No te sale, te pones delante de la página y no eres capaz de escribir ni una sola palabra. A veces es porque no encuentras las ganas, porque no te apetece, otras veces te apetece pero no sabes cómo hacerlo.

He tenido muchos bloqueos de este estilo, y es agobiante, sobre todo cuando quieres seguir escribiendo pero de alguna manera, no te salen las palabras. Pero es algo que se pasa con el tiempo. Algunos duran días, semanas, meses... pero al final se pasa. Un día te pones delante de la hoja - o en mi caso, delante del Word- y te sale solo.

De todas maneras, aunque con el tiempo se pasa, a mí hay cosas que me han ayudado a superarlo. No digo que esto le funcione a todo el mundo ni que sea una fórmula mágica para pasar el bloqueo del escritor, sólo digo que en mi caso, a veces ha dado resultado. Así que aquí os dejo algunos tips que os pueden ayudar a encontrar la inspiración.


Resultado de imagen de write tumblr


1. Viajar (o mirar fotos en Internet)

Aunque he dicho viajar, en realidad vale con pasear por tu ciudad, salir a la calle, ver el ambiente, sentarte en una terraza... básicamente, cambiar un poco de aires, despejarte, mirar a tu alrededor.
Viajar a otras ciudades para mí es lo mejor para encontrar la inspiración. Ves lugares nuevos y paisajes increíbles. Cuando no tengo la oportunidad, la alternativa es mirar fotos en internet. Puede parecer una tontería pero a mí me funciona. Cuando estoy escribiendo algo que está ambientado en un lugar muy diferente, buscar fotos en internet me es de gran ayuda, y hay algunas tan bonitas que me ayudan a inspirarme, me entran ganas de escribir sobre esos lugares.

2. Ver películas o series

Si tienen algo que ver con lo que quieres escribir, mejor que mejor. Ver películas o series a veces me da muy buenas ideas para continuar lo que quiera que esté escribiendo, o para empezar cosas nuevas.

3. Imaginarte en tu cabeza lo que va a ocurrir a continuación

Muchas veces he tenido bloqueos no porque no me apeteciera seguir escribiendo, sino porque simplemente no sabía con exactitud lo que iba a pasar a continuación. Parece un poco obvio, pero a mí se me pasa por alto a menudo. Así que antes de seguir, me imagino en mi cabeza la escena que tengo que escribir, los personajes, la habitación, las frases que dirán, cómo las dirán... 

4. Forzarte a escribir, aunque sólo sea una línea.

Cuesta mucho cuando no tienes inspiración y no te apetece ni una pizca, pero a veces funciona. No importa que lo que escribas lo borres al día siguiente, que sea horrible, que no te guste nada o que sólo escribas una línea.


5. Irte a un lugar tranquilo.

A mí me pasa que me distrae el ruido, la gente a mi alrededor... así que los lugares tranquilos pueden ser de gran ayuda. En mi caso, si es al aire libre, mejor.


6. Escuchar música (en mi caso, música clásica o épica)

No sólo para ayudarte a ponerte a escribir, sino que yo también soy de esas que necesitan música una vez que ya están escribiendo.


lunes, 1 de agosto de 2016

Asedio y tormenta, Leigh Bardugo

Resultado de imagen de asedio y tormenta leigh
Título: Asedio y tormenta
Autora: Leigh Bardugo
Editorial: Hidra
Número de páginas: 544
ISBN: 9788415709367
Precio: 16,5 €
Puntuación:
6
Trilogía Grisha:
2. Asedio y tormenta
3. Ruinas y ascenso

En su intento por huir de Ravka y dejar atrás a los Grisha, Alina y Malyen se embarcan en un viaje a través del Mar Auténtico. Pero por mucho que lo deseen, hay tres cosas de las que Alina jamás podrá escapar. Su pasado. Su poder. Y su destino. Alina pronto va a tener que enfrentarse a una terrible verdad. La oscuridad nunca muere. Una experiencia única y envolvente. Descubre la historia que ha conquistado a miles de lectores en todo el mundo.

Asedio y tormenta es la segunda parte de la saga Grisha, aunque después de que Sombra y hueso me decepcionara, no estaba muy segura de si quería continuar con la trilogía. Al final me he animado sólo por avanzar con el reto de libros en inglés. 

Antes de nada, lo que tengo que concederle a este libro es que su trama es de lo más original (dentro de lo que son las distopías juveniles, tampoco vayamos a volvernos locos). Alina y Mal han cruzado el The True Sea en su intento por escapar del Darkling, y ahora son dos fugitivos. Esta nueva situación nos permite echarle un vistazo a otras partes del mundo creado por la autora. Pensaba que esta segunda parte se iba a desarrollar en lugares más lejanos y exóticos, pero al final, y a no mucho tardar, hemos vuelto a Ravka. En general, casi no vemos nada nuevo de este mundo, pero de todas maneras no me ha disgustado el camino que ha tomado la historia, aunque fuera de nuevo en Ravka. La autora ha sabido desarrollar la trama que ya estaba presente en Sombra y hueso, darle mucha más fuerza y llevarla por unos caminos que no son nada comunes. También se indaga mucho más en  la vida en la corte, las conspiraciones, las alianzas y las traiciones.

Desde el principio el ritmo es muy aceptable, se lee con facilidad incluso en inglés y no falta la acción, e incluso algún que otro acontecimiento poco esperado. Además, aparecen nuevos personajes que aportan algo de frescura a la historia, como Sturmhond, personaje que practicamente aparece de casualidad pero que ya se ha convertido en un imprescindible en el reparto de esta trilogía.
Si tiene tantas cosas buenas, ¿qué es lo que no me ha gustado de este libro? Pues bien, son los personajes. La trama, partiendo de que es una distopía juvenil, no está nada mal. ¿El problema? Que los personajes no llaman la atención, son típicos, ya están vistos, y en mi opinión son (aunque sé que hay mucha gente a lo mejor me matará por esto) planos.


Empecemos con Alina, la heroína de esta historia. Coge a cualquier otra protagonista de cualquier otra trilogía de este género (exceptuando unas pocas), intercámbialas y tranquilo que no notarías la diferencia. Es la típica chica que a su manera es fuerte pero tiene inseguridades, atrapada en un triángulo amoroso y que de una forma u otra termina consiguiendo todo lo que se propone. Fin.

Luego tenemos a Mal, su amigo de la infancia. En este libro Mal empieza a ser un poco irracional, a tener comportamientos un tanto ilógicos, aunque gracias a dios menos exagerado de lo que pensaba. Bien, ya sabemos todos que la relación entre Mal y Alina está en un punto muerto del que no se va a recuperar, no hace falta que os carguéis el personaje de Mal para dejarnos eso claro, gracias. 

Luego está el Oscuro, que aunque aparece menos en esta trilogía, es el típico villano guapo que al final resultará que no-es-tan-malo o que tiene sus razones y que oh, de alguna manera, el amor que siente por la protagonista es real (me juego el cuello). 

Y por último, Sturmhond, personaje que ha recibido millones de alabanzas. Pues mira, Sturmhond es un personaje que ya está más visto que visto, con su fachada de chico guapo-arrogante-gracioso, pero que en el fondo tiene un gran corazón. Vale, que sí, que esto ya me lo sé. 

Así que ese ha sido mi problema con esta trilogía, y probablemente lo seguirá siendo en el improbable caso de que me anima con Ruinas y ascenso. Que los personajes no puedo verlos ni en pintura, me canso de ellos con sólo leer su nombre, porque están trillados, muy vistos en este género. Y la trama, aunque original a su manera, en el fondo también se sabe como va a terminar, aunque tal vez me equivoque. Así que en general, siento que estoy perdiendo un poco el tiempo leyendo esta trilogía.


 Ruinas y ascenso supera a su antecesor, el ritmo es más trepidante y la trama mucho más interesante, pero tiene el mismo problema en cuanto a los personajes: que son típicos y sin demasiadas complejidades, y que ya los hemos visto en cincuenta distopías antes que en esta. Dudo bastante que me anime con la última parte de la trilogía. 

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...